La Batalla de Kursk

la gran batalla de tanques en kursk. (Rusia)

La batalla de Kursk es una de las más significativas de la Segunda Guerra Mundial. Fue un enfrentamiento militar liderado por los alemanes nazis y contenido por las fuerzas soviéticas. Este acontecimiento se dio alrededor de la ciudad de Kursk, en Rusia, entre los días 5 y 16 de julio de 1943. 

Para los alemanes, este ataque fue denominado como Operación Ciudadela. Y Hitler esperaba que este combate reavivara el espíritu de sus tropas, después del gran desastre que vivieron las fuerzas militares en la Batalla de Stalingrado. El Führer estaba convencido que la victoria le permitiría posicionarse de manera contundente en el territorio soviético y tener un mayor control sobre Asia.

Sin embargo, a las tropas nazis les fue imposible concretar la Operación Ciudadela y conducirla hacia su verdadero éxito. Algo que en cierta medida estaba garantizado, porque los alemanes contaban con tanques de guerra de mayor blindaje y mucho más sofisticados que los que poseían los soviéticos.

De hecho, la batalla de Kursk fue considerada como uno de los más destacados enfrentamientos de tanques militares de la historia. Un enfrentamiento de pesos pesados y artillería de alto blindaje.

batalla de kursk resumen
Batalla de kursk resumen
Índice
  1. El armamento y las fuerzas de cada nación 
  2. El error estuvo en la planificación y el tiempo de ataque
  3. El efecto de la lluvia 

El armamento y las fuerzas de cada nación 

Para entender a la perfección porque los soviéticos lograron retener a las fuerzas alemanas, hay que tener en cuenta cual era el tipo de recursos militares y estrategias con las que los nazis pensaban ganar. La Wehrmacht (Fuerzas Militares Nazis) trabaja por entonces con la estrategia de ataque blitzkrieg. Esta estrategia era conocida como guerra relámpago. 

La meta del blitzkrieg, era atacar al máximo, sin darle oportunidad al bando enemigo de defenderse. Los alemanes solían atacar tanto con artillería terrestre como aérea, para que el enemigo fuese derribado de manera rápida e inmediata. Para el ataque de Kursk, la Wehrmacht contaba con 3.000 tanques. Eso representa un poco más de la mitad de los tanques disponibles por los soviéticos.

Los alemanes también tenían a su favor que dichos tanques poseían una mayor resistencia de blindaje y contaban con una artillería mucho más pesada. Además de esto, se estimaba que la cifra de soldados nazis que atacaría superaba la cifra de los 779.000 hombres. En el caso de los soviéticos, estos poseían más de millón y medio de soldados. 

batalla del kursk
Batalla del kursk

El error estuvo en la planificación y el tiempo de ataque

El gran error que cometieron los alemanes, o dicho de otra manera, el mismo Hitler, fue el retrasar el ataque. Los Panzer V y VI además de los Panzerjäger eran equipos muy sofisticados, capaz de derrotar con facilidad a la serie de tanques T-34 de los soviéticos. Algo que era posible debido al gran blindaje de los tanques alemanes de dicha época. 

La indecisión de Hitler respecto a la Operación Ciudadela, les dio tiempo suficiente a los soviéticos para que empezaran a cavar sus diferentes defensas. Todo el campo de batalla que los tanques de guerra alemanes pensaban atravesar, fue nutrido por trincheras y casamatas, como también de minas antitanques, alambradas y erizos, entre otros. 

Los soviéticos trabajaron de manera rápida, estableciendo así sus propias reglas de lo que será el campo de batalla. Si a estas defensas se les agregaba que poseían tanques blindados que superaban en gran medida a los tanques alemanes. Se estimaba que el Ejército Rojo contaba con unos 5.000 tanques.

Algunos de dichos tanques eran los KV-1 y los SU-152, además del SU-76. Estos tipos de tanques contaban con una artillería bastante pesada, que entraban en juego con una serie de tanques blindados, pero ligeros, que se harían cargo de contaminar el campo de batalla, frenando la potencia de los nazis. 

la batalla de kursk
La batalla de kursk

El efecto de la lluvia 

Sin embargo, hay otro dato muy interesante que terminó de auxiliar a los soviéticos: la lluvia. Al inicio de la ofensiva nazi, el campo de batalla estuvo dominado por un sol abrasador, donde los tanques y los soldados se enfrentaban a distancia. Pero en determinado momento, se formaron gruesas y oscuras nubes que amenazaban el inicio de la lluvia.

Dicho fenómeno atmosférico logró enlodar todo el campo de batalla, lo que fue un punto a favor para los soviéticos, que pudieron contemplar como los pesados y fuertes tanques alemanes tuvieron que empezar a luchar contra el barro. Por entonces, el ataque ya llevaba varios días de haberse iniciado. 

Al cabo de una semana de combates, la potencia alemana fue reducida. Stalin mientras tanto efectuó diversas contraofensivas que terminaron de aplastar al espíritu de combate de la Wehrmacht. El ataque soviético de Kutuzov ocurrió dos días después de la invasión a Sicilia, que también fue significativa para ablandar a los alemanes. 

Se sabe que los tanques de guerra de los nazis, quedaron a mitad de camino de llegar a la conquista de Kursks. De modo que a pesar de toda la gran artillería que tenían los alemanes y contar con un número decente de soldados como para completar la ofensiva, fue frustrada. Esto significó otra derrota que aplacó el espíritu invasivo de Adolf Hitler.

Las pérdidas que dejó esta batalla 

Este combate dejó grandes pérdidas para ambos bandos. De acuerdo a ciertos historiadores, se estima que el Ejército Rojo perdió un aproximado de 177.877 hombres.  En materia de armamento, alrededor de 1614 tanques fueron destruidos, como también unos 3925 vehículos militares.

Ya en lo referente a las aeronaves se contabilizó cerca de unos 677 aviones en la zona norte y unos 439 en la región sur. 

En el caso de los alemanes, al parecer la cifra de muertes alcanzó un total de 111.114 personas, teniendo en cuenta que la mitad murieron en batalla, mientras que la mayoría de las restantes fueron derivadas de los heridos que no resistieron a la asistencia médica.

En materia de armamento, Alemania perdió alrededor de 524 aviones y un buen número de tanques.

Estas cifras demuestran que tan rudo representó el fuego cruzado liderado por ambos bandos militares. Sin embargo, queda claro que los nazis perdieron una de sus batallas más significativas, destruyendo una vez más las ambiciones de un Führer que deseaba mantener su actitud invasiva en Europa y Asia. 

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre La Batalla de Kursk.

Subir

Usamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración en cualquier momento. Leer más