Saltar al contenido

La batalla de Inglaterra 1940 – 1941

el bombardeo de londres

Una de las batallas aéreas más importantes del siglo XX, fue la librada en entre Alemania y Reino Unido entre el verano y el otoño del año 1940. Una batalla en la que la Luftwaffe (Fuera Aérea Nazi) perdió ante el poder de la Royal Air Focer (RAF). Un resultado muy curioso, porque los bombarderos alemanes atacaron sin misericordia a bases militares, los aeródromos e incluso a la misma población civil inglesa. 

La historia de esta batalla se remonta a un periodo de gloria en la que la fuerza aérea nazi, estaba pasando por un periodo bastante glorioso. Hermann Göring, quien estaba a cargo de la Luftwaffe había estado obteniendo diversos éxitos, donde las aeronaves atacaban de manera magistral y escapaban al margen de cualquier rasguño.

guerra de inglaterra
Guerra de Inglaterra

Lo que se pretendía es que una vez destruida la RAF, las fuerzas militares nazis pudieran realizar un desembarco en la zona costera de Gran Bretaña. Esta operación sería denominada como la Operación León Marino y estaría respaldado por un interesante apoyo aéreo. 

Para lograr derrocar a la RAF, se decidió que la Luffwaffe se dividiera en tres. Así, se garantizaría diversas oleadas. El número aproximado de aeronaves que se utilizarían en esta operación sería de unas 3.600 unidades. Un número muy llamativo, teniendo en cuenta que la RAF solo contaba con 871 aeronaves

La Operación León Marino no lograría concretarse nunca. En este éxito también influyó el modo en que el Primer Ministro Británico Winston Churchill se enfocó en derrotar a los políticos que estuvieran de acuerdo en negociar con Adolf Hitler. El primer ministro entendía que el éxito de la nación dependía del apoyo que pudiera brindar la RAF. 

“La Batalla de Inglaterra apenas comienza”

Es importante tener en cuenta que ese mismo año, el 17 de junio, Francia decide firmar un armisticio y se retira de la Segunda Guerra Mundial. Churchill, en un discurso público ofrecido el día siguiente anunció que la batalla de Francia había concluido, pero que “La Batalla de Inglaterra apenas comienza”. 

Gran Bretaña se encontraba en las mejores condiciones para hacerle frente a una batalla aérea.En primer lugar porque contaba con aviadores de primer nivel donde Hugh Dowding se presentaba como un líder militar de alto nivel. El sistema de defensa de Inglaterra era además bastante sólido. 

Mientras tanto, en el caso de los alemanes, estos se enfrentaban a varios dilemas. Uno de ellos tenía que ver con las pocas embarcaciones que poseían, debido al uso que le habían dado a estas para conquistar a Noruega. Además, la Luftwaffe comenzó a tener pérdidas de aeronaves en el Frente Occidental. 

Piloto de la aviacion inglesa RAF
Piloto de la aviacion inglesa RAF

Sin demasiada información para conocer las debilidades del enemigo inglés

A todo esto se le sumaba que el servicio de inteligencia alemán no contaba con suficiente información como para reconocer las vulnerabilidades de los británicos. Buena parte del mes de julio fue invertido en aplacar a los británicos, en espera de que se rindiera. Por eso, solo fue hasta entrado agosto que decidieron atacar.

La Luftwaffe, sin embargo, consiguió efectuar daños muy destacables en las zonas de los radares de los británicos. Aquello ocurrió entre los días del 13 al 15 de agosto. Después de eso, abandonó dicha tarea y se enfocó en atacar las bases de la RAF. Fue justo ahí donde comenzó la parte más aguerrida y pesada de este conflicto bélico. 

En este enfrentamiento, se estima que la RAF logró perder un 21% de sus pilotos, mientras que en el caso de los alemanes, la reducción fue de un 16%. El 15 de agosto, el comandante militar de la Luftwaffe, Hermann Göring decide iniciar la Operación Día del Águila (La Adlertag), con la cual atacará masivamente a los ingleses. 

El bombardeo de Londres 

Para esa operación, los alemanes contaban con 1.000 bombarderos y alrededor de unos 700 cazas. Se estima que ese día se realizaron unos 2.110 ataques. De este ataque, 40 aviones nazis fueron derribados, mientras que la RAF afrontó un daño devastador. La Adlertag no cesó sus ataques sino hasta el 24 de agosto, debido a un error.

Este error no fue otro que el bombardear el puerto de Inglaterra. Hitler había especificado que la Luftwaff solo atacaría a Londres tras haberlo decidido él mismo. Alemania decidió disculparse, en tanto todavía la Segunda Guerra Mundial no había ingresado en su nivel de combate absoluto.

El asunto es que a pesar de la disculpa, Winston Churchill decidió que se ejecutará un ataque aéreo contra Berlín. Este ataque logró modificar la estrategia e iniciativa bélica que tenía la Luftwaffe en ese momento. Los alemanes comenzaron a atacar con más fuerza a Londres. 

Alemania insistiría sin éxito

El 7 de septiembre, la Luftwaffe atacó con gran éxito a la capital de Inglaterra. Luego, el 15 de septiembre efectuó otra ofensiva que no alcanzó el objetivo trazado. Dicho ataque no alcanzó a generar pérdidas significativas para Inglaterra y disminuyó el espíritu combativo de los alemanes. 

Para ese momento de la Batalla de Inglaterra, los británicos poseían mayores aeronaves que los nazis. Todo esto conllevó a que Hitler tomará la decisión de posponer el sueño de invadir a Reino Unido. La Batalla de Inglaterra fue pausada. 

En lo referente a las consecuencias que tuvo el fin de esta batalla, hay que resaltar que los Aliados aprovecharían la derrota de los alemanes para convertir a Inglaterra en su base para posteriormente tener presencia en Europa y oponerse a las fuerzas nazis. 

Sin duda alguna, uno de los acontecimientos más importantes de la Segunda Guerra Mundial, como también en lo referente a historia de las fuerzas aéreas. Un acontecimiento que a la vez demostró como Inglaterra, al mando de Winston Churchill contaba con mayor inteligencia y resistencia para frenar el poderío nazi. 

Oferta de películas y libros sobre la batalla de Inglaterra

Última actualización el 2021-05-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados